¿Por qué estudiar odontología?

¿Por qué estudiar odontología?

La profesión de un dentista u odontólogo es cada vez más prestigiosa: los graduados de esta facultad no tienen dificultades para encontrar un trabajo y recibir una remuneración relativamente alta.

Además, la odontología es un campo de la medicina que se está desarrollando muy rápidamente y se está volviendo cada vez más popular (no solo está creciendo la conciencia sobre la salud bucal, sino también las necesidades estéticas).

Así mismo, vale la pena enfatizar que los odontólogos no son solo médicos que se ocupan de la dentición, sino también de las enfermedades de la cavidad bucal en el sentido amplio de la palabra (pueden ser útiles para detectar el cáncer bucal y otras enfermedades generales).

A continuación, compartimos contigo algunas de las principales razones por las cuales deberías estudiar odontología:

Estatus

Puede sonar pasado de moda, pero trabajar como médico en cualquier especialidad médica trae consigo estatus social y reconocimiento. La obtención del título de odontólogo, como en el caso de un médico generalista, va precedida de estudios largos y rigurosos. Los demás respetan al dentista porque saben con qué rapidez y eficacia puede ayudar con sus problemas.

Por ello, si algo de lo que te interesa al egresar de la universidad es gozar de un buen estatus social, siendo respetado por tu comunidad, entonces deberías pensar en odontología como una de tus principales opciones.

Ingresos atractivos

Independientemente del lugar donde trabajes, el trabajo de un odontólogo se remunerará por encima de la media. Dado que los estudios dentales implican costos de matrícula y de vida, la buena noticia es que el dinero que pidas prestado para la universidad se puede reembolsar con tus ganancias después de la graduación universitaria.

 Posibilidad de experiencia práctica durante los estudios

En muchos países, es usual que los estudiantes extranjeros trabajan en grupos más pequeños, donde primero realizan procedimientos en modelos de dientes y luego también en pacientes reales. Antes de comenzar a practicar, tienen suficientes experiencias adecuadas que les permitan ejercer su profesión bajo supervisión.

De esta forma, una vez que egreses, puedes estar seguro de que contarás con los conocimientos necesarios para llevarla a cabo de la mejor forma posible.

Independencia

Como odontólogo, no necesitas estar empleado en una gran empresa (como por desgracia, si ocurre con muchos otros profesionistas); por el contrario, puedes desempeñarte de forma autónoma y trabajar en tu propia oficina (algo que, sin duda, te reportará una interesante independencia). Esto, por supuesto, implica inversiones, pero con la cantidad de pacientes que buscan un buen odontólogo de cabecera en la actualidad, esta inversión se puede amortizar rápidamente. Actualmente, esta forma de trabajo es muy flexible, y básicamente, tú mismo puedes decidir cuándo trabajarás y con quién.

Muchas posibilidades de realizarte

Es cierto que después de graduarte de odontología, dirigirás tus pasos a la práctica; es aquí que siempre tendrás muchas otras opciones, por ejemplo, oportunidades en el campo científico, académico o clínico. Todo depende de cómo decidas desempeñarte y cuáles sean tus metas profesionales y personales en el futuro.

Maestrias

Artículos relacionados

Qué es trabajo social y para qué sirve

Qué es trabajo social y para qué sirve

¿Por qué estudiar nutrición?

¿Por qué estudiar nutrición?

¿Por qué estudiar psicología?

¿Por qué estudiar psicología?

¿Por qué estudiar periodismo?

¿Por qué estudiar periodismo?

No Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *